Teclas por minuto

¿Qué es una buena velocidad de mecanografía?

Velocidad de mecanografía bajo el microscopio

La velocidad de mecanografía (o de tecleo) es una medida simple: cuántas letras/símbolos puedes pulsar en un tiempo determinado. La velocidad a menudo se indica en "golpes por minuto GPM" "teclas por minuto TPM" o "acciones por minuto APM".

En el extranjero, existen otras medidas de velocidad de mecanografía que son más comunes. Por ejemplo, en los países de habla inglesa, la velocidad de escritura suele expresarse en "Palabras por minuto", es decir, WPM. Este cálculo se basa en una longitud de palabra promedio de 5 caracteres.

La velocidad de tecleo únicamente en función del número de caracteres marcados significa poco, por supuesto, ya que lo que se teclea también debe ser correcto. Así que el término correcto debería ser: Velocidad de mecanografía (o tecleo) neta, después de descontar los fallos. En la prueba de mecanografía de TypeTopia, descontamos 5 pulsaciones por error. Sin embargo, si corriges el error mientras tecleas, este ya no se contabiliza como tal. Aunque esto conlleva un tiempo extra perdido.

Por lo tanto, cuanto más preciso seas tecleando, mejor será tu velocidad de tecleo.

¿Qué es una buena velocidad de escritura?

Alguien que escribe con dos, cuatro o seis dedos o incluso diez dedos siempre debe mirar el teclado para saber dónde están las letras.

Esta acción de "asentir con la cabeza" detrás del ordenador es agotador para los músculos del cuello. Mirar la pantalla desde tu teclado cada vez, ralentiza enormemente la velocidad de tecleo.

Alguien que puede escribir a ciegas mantiene sus ojos en la pantalla. Esto no solo brinda tranquilidad, sino que también permite que el mecanógrafo se concentre al 100% en formular el contenido del mensaje. Eso funciona mucho más relajado y conduce a un mejor resultado final.

¿A qué velocidad de tecleo podríamos hablar de automaticidad?

A partir de 180 teclas por minuto se puede hablar de automaticidad. Si escribe regularmente textos más largos, la velocidad de escritura aumentará fácilmente a 200-250 APM. Aunque es una velocidad bastante buena, todavía se puede mejorar más con la práctica. Una secretaria que procesa textos con regularidad puede alcanzar fácilmente las 350 pulsaciones por minuto.

Los concursos de mecanografía se llevan a cabo regularmente, las velocidades alcanzadas allí son enormes. 800 teclas por minuto es algo común. Los participantes entrenan prácticamente cada día para la competición, como si de una especie de deporte de élite se tratara.